La Homeopatía una Medicina Complementaria Altamente Efectiva.

La Homeopatía nace en Alemania hace más de 200 años gracias a las investigaciones del médico Samuel Hahneman. Esta reconocida como una medicina, en la legislación española se recomienda su práctica por licenciados en medicina. Francia, Alemania y Reino Unido la incluyen en el sistema público de salud.

La homeopatía considera que la enfermedad es la manifestación de un desequilibrio interno en el que influyen factores físicos, nutricionales, emocionales, hereditarios, ambientales y las características propias del individuo. Por tal motivo el tratamiento va dirigido a la totalidad del paciente y no solo al síntoma. Dicho tratamiento se inicia identificando estos factores, para hacer un cuadro individualizado del paciente, y basándose en el principio de la similitud, administrar el medicamento que el organismo necesita para retomar el equilibrio interno y sanar.

El principio de la similitud rige la práctica homeopática y significa, que la sustancia que genera ciertos síntomas en una persona sana, los eliminará en una enferma, siempre que se  de en la dosis adecuada. Por ejemplo, si se  toman altas dosis de Árnica Montana, aparecerán dolores musculares y hematomas; sin embargo, tras un traumatismo, el medicamento homeopático preparado con árnica, eliminará los síntomas.

Como todas las terapias y medicinas complementarias, la homeopatía ha recibido cuestionamientos especialmente en la efectividad del medicamento,  pues al ser  preparado en altas diluciones, la química convencional solo ve agua. Sin embargo el premio nobel de medicina Luc Montaigner, ha demostrado cambios electromagnéticos que explican el porqué funciona. Es decir y aunque sea difícil de comprender,  un medicamento homeopático contiene “información” que lo hace efectivo, libre de efectos secundarios y recomendado para todos. Estimula al organismo para que reaccione y encuentre la cura.

Cualquier enfermedad podría ser tratada con Homeopatía.  Los  tratamientos son compatibles con otras terapias, incluida por supuesto, la medicina convencional. La homeopatía es además una medicina preventiva que ayuda  a fortalecer las defensas y reducir el riesgo de contraer enfermedades.

Como siempre, recomiendo acompañar cualquier tratamiento con un estilo de vida adecuado en el que la buena alimentación, el ejercicio moderado, un adecuado descanso y una actitud positiva nos haga seres SANOS.

Deja un comentario

Ir arriba